Jamila

El de Jamila es un edificio rectangular de 50 por 20 metros, contando sus caras norte y sur con la mayor longitud. En él encontramos dos fases constructivas diferentes.

En la zona sur, orientada al valle del río Jabalón, se sitúa una construcción en la que destacan los sólidos muros y 14 imponentes columnas de un metro de diámetro. Se trata de un único espacio alargado al que se accede desde el interior del edificio por una centrada escalera y una gran puerta. Un as republicano romano y otras monedas medievales, así como un fragmento de campana de bronce, fueron encontrados entre los potentes niveles de cenizas y derrumbe.

La obra de la estancia columnada, de sillarejo regular trabajado con argamasa, difiere por completo de la irregular y pobre mampostería de la zona norte. Ésta última zona, datada de época medieval de repoblación (siglo XIII), podría ser identificada con la conocida ermita de Nuestra Señora de Jamila. Los habitantes de ésta época reocuparon el espacio y reutilizaron los materiales anteriores, lo que se refleja claramente en el relleno del gran basurero circular que hay entre ambas zonas. A tres metros de profundidad, los niveles freáticos encontrados bajo este basurero están  asociados a cerámicas ibéricas.

Jamila Vista Aérea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>